Compañía¡LO ÚLTIMO!EspectáculosBlogVínculos

 

 

 

 

 

La obra sitúa al Teatro del Gato en el campo de lo lírico con una finalidad divulgativa y dirigida al público más joven. Para ello ha seleccionado una ópera de Mozart escrita siendo este niño y que plantea los temores y las incertidumbres ante el amor, la amistad y la sexualidad. La pre-adolescencia.

Con el máximo cuidado e interés Teatro del Gato ha reunido a un grupo de creativos de gran talla profesional y gran solvencia y reconocimiento artístico. Maestros del diseño del espacio y las formas como el escultor norteamericano Perry Oliver y el grabador malagueño Paco Aguilar; de la composición e interpretación musical como Francisco de Gálvez y de la composición escénica refiriéndonos al director noruego Erik Meling.

Un equipo de creativos con la única consigna de hacer una buena obra de arte para el disfrute de un público exigente. Una primera experiencia en este campo musical que no pretende ser la última, quiere ser el comienzo de una línea de trabajo artístico con el objetivo de acercar la ópera al público infantil y juvenil.

En versión reducida de 45 minutos de música y 60 de duración total, dirigida a un público infantil y juvenil, con vistosidad de vestuario y atrezo.

La composición es de orquesta de cinco músicos (directora pianista más cuatro instrumentistas) y tres cantantes, más los técnicos y personal de producción.