Compañía¡LO ÚLTIMO!EspectáculosBlogVínculos

 

 

 

 

Escribió catorce piezas teatrales. Su primera obra dramática escrita fue El director en 1936, poco antes de estallar la guerra civil.


Que se sepa en vida, únicamente se le estrenó La fuente del arcángel, poco antes de morir.
Sus dos temas principales son: la búsqueda del ser esencial y el amor.


El protagonismo en sus obras suele ser femenino. La mujer es el centro dinámico de la acción.

Para Salinas hay un tiempo poético que nada tiene que ver con los relojes y ese tiempo, es el que permite a sus personajes acceder a una realidad poética que es la única auténtica.